Show Menu

La sombra de la dictadura

B2 (levels 11-14) Noticias de la semana Noticias de la semana

“Españoles… Franco ha muerto.”

Estas fueron las palabras pronunciadas en la radio y la televisión españolas el 20 de noviembre de 1975 a las diez de la mañana. Carlos Arias Navarro, entonces presidente del Gobierno, anunciaba así la muerte del dictador Francisco Franco tras 36 años de dictadura.

Estas cuatro palabras, que aún resuenan en la memoria de muchos españoles, pusieron punto final a la dictadura y dieron comienzo a una nueva etapa de democracia y libertad. Franco fue enterrado en la basílica del Valle de los Caídos y, tan solo tres años después, los españoles aprobaron en referéndum una nueva Constitución democrática. Sin embargo, cuatro décadas mas tarde, la sombra de Franco sigue presente en España.

A finales de agosto de este año, el Gobierno español aprobó la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, como os explicamos en el blog El pasado en el presente. Esta decisión, que fue aplaudida y criticada a partes iguales, parece haber reabierto viejas heridas… que en realidad nunca se cerraron.

La exhumación de Franco podría ser el primer paso hacia la reconciliación con el pasado. La presencia de los restos de un dictador en la basílica del Valle de los Caídos supone una contradicción con la democracia, además de una total falta de respeto a las víctimas. No obstante, este acto simbólico es solamente el principio.

“Un país que mira al futuro debe estar en paz con su pasado”, ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para defender la propuesta. Y es que, hoy en día, el legado de la época franquista sigue dividiendo a los españoles.

Esto se debe, en parte, a la Ley de Amnistía, que impide juzgar los crímenes cometidos por el régimen de Franco. Esta ley fue creada en el año 1977 durante la transición a la democracia. Su objetivo era evitar que los delitos de rebelión y sedición cometidos durante la dictadura pusieran en peligro la consolidación del nuevo régimen.

Desgraciadamente, la Ley de Amnistía también se aplica a los crímenes contra la humanidad cometidos durante esta época, incluyendo el genocidio y la desaparición forzada. Por eso, ha sido imposible investigar las denuncias por delitos de tortura, asesinato y detención ilegal, y también juzgar a los responsables de estos crímenes de lesa humanidad. Como muestra el documental The Silence of Others, del que hablamos el martes, las víctimas de la dictadura todavía buscan justicia 40 años después.

El llamado “pacto del olvido” trató de dejar atrás la parte más oscura de la historia de España, pero no se puede borrar por completo la historia de un país, ni se puede pasar página sin haber cerrado el capítulo. ¿Cómo olvidar, sin más, a las personas torturadas, fusiladas y enterradas en cunetas y fosas comunes, o a las más de 100.000 víctimas del franquismo que siguen, hoy, sin aparecer?

Si se quiere dejar atrás este oscuro capítulo de la historia de España, es necesario investigar y juzgar los crímenes contra la humanidad cometidos por el régimen de Franco, pues solo así podrá avanzar hacia el futuro un país que aún no ha tenido la oportunidad de sanar las heridas del pasado.

Julia Rodriguez Sanchez

¿Cuánto sabes? / Tell us what you think

Your email address will not be published. Required fields are marked *